Entorno

Nuestro entorno

Javea

Retroceda en el tiempo paseando por el casco antiguo de trazado medieval

Una pincelada de historia

Javea nace entre finales del siglo XIII y principios del XIV. Debido a los frecuentes ataques piratas, sus habitantes se veían obligados a adentrarse 2km tierra a dentro buscando una posición elevada en la que defenderse y así surgieron las murallas de un recinto que se mantuvo hasta 1877, hoy llamado casco histórico de Javea.

Por sus calles peatonales laberínticas se puede disfrutar de sus fachadas blancas en contraste con la piedra tosca natural, las rejas negras de los balcones y los portones de madera.

En el centro del antiguo recinto se encuentra la Iglesia de San Bartolomé (claro ejemplo del estilo gótico isabelino de la época), la cual fue construida entre el siglo XIV y el XVI.

En la zona circundante a la iglesia, podemos encontrar otras 2 construcciones que representan la riqueza arquitectónica de Javea. La primera es la casa conocida como "el Palau dels Sapena", el cual se construyo en el siglo XV, y la segunda es otra casa a la cual se la conoce como "la Casa dels Bolufer", construida entre el siglo XVIII y el XIX.

Además de las estructuras ya nombradas, en la misma plaza encontramos el Mercado municipal de abastos (construido en el 1946) y el ayuntamiento, cuya construcción data del siglo XVIII, tras la cual fue reformada en el siglo XX.

Si partimos de la plaza de la iglesia y avanzamos por la calle Primicias, llegaremos al Museo Arqueológico y Etnográfico Soler Blasco, el cual se encuentra ubicado en la Casa-Palacio de Antoni Banyuls, cuya construcción data del siglo XVII.

Si decidimos avanzar por la calle Mayor, nos encontraremos con la Casa de Tena (construida en 1867), en la cual se encuentra en la actualidad la Sala de Exposiciones CA L'ambert.

Avanzando por la calle Mayor hasta el final, llegaremos a la Plaza del Convent, en la cual se encuentra El convento de las Angustias. Otra ruta interesante es avanzar por el Carrer d'Avall para visitar la Capilla de Santa Anna.

Una pieza de arquitectura que es de obligada visita es un pequeño tramo reconstruido de la antigua muralla medieval que rodeaba el pueblo, el cual se encuentra a lo largo de la Avenida Príncipe de Asturias. Desviándonos hacia las afueras llegaremos al Parque Montaner en el cual podemos encontrar el Riurau del Català d'Arnauda, el cual fue trasladado al parque desde su ubicación original, y supone una buena muestra de la importancia de la pasa en el comercio local.

English EN French FR Spanish ES